El sabor de la cerveza

 

Planta del lúpulo

Planta del lúpulo

Después de haber visto hace algunos días el origen de la palabra cerveza, hoy quería traerles una pequeña nota sobre el sabor de la misma, del sobre por qué y cómo tiene este sabor tan característico, eso que a muchos les hace fruncir el ceño pero que a otros les hace frotar sus manos una contra otra diciendo “vamos por una cervecita” mientras se refleja una sonrisa en su rostro.

¿De dónde proviene el sabor de la cerveza?

Pues su sabor característico no proviene de otro lugar más que de las flores del lúpulo, claro que si le adicionas otros ingredientes logras sabores y olores nuevos pero la base se encuentra ahí. El lúpulo es una planta que no siempre se ha usado para la elaboración de la cerveza, pero que sin ella al día de hoy no concebiríamos alguna.

¿Qué aporta el lúpulo a una cerveza?

El lúpulo es una planta de la familia del cáñamo que ha sido utilizada para la elaboración de bebidas desde tiempos babilónicos, ellos elaboraban con esto un brebaje de nombre Sikar y los indios otro que llamaban Soma.

En Europa sus antiguos pobladores usaban esta planta por sus propiedades sedantes y antioxidantes, los romanos al parecer lo utilizaban para dar sabor a ciertos alimentos.

Al día de hoy también sabemos que la planta en cuestión contribuye a la activación del apetito, ósea que da hambre, que funciona como antidepresivo y sí, como sedante, y aquí es cuando más de uno se siente en su charco ¿no?

Pero esto es en cantidades moderadas porque como todo en la vida los excesos nunca son buenos.

¿Cuándo y porqué se le empezó a meter lúpulo a  una cerveza?

Parece que fue en Bélgica alrededor de los años 860 y tantos, por motivos de higiene y a la cerveza de la abadía de Lobbes (si, fueron los monjes…), no necesariamente fue ahí el primer lugar donde esto pasó, pero parece que no hay registros más antiguos sobre esta mezcla de ingredientes que incluya lúpulo.

En resumen, la malta es algo dulce y necesita del lúpulo para que equilibre el sabor, también contribuye por medio de unos asidos a combatir unas bacterias en la bebida que se llaman Gram positivas (¿?), da el sabor amargo característico que en función de la receta, la variedad de planta de lúpulo (porque hay varias) y la mezcla que se haga de ellas, así también variará el amargor, y el aroma  que se les quiera asignar.

Desde hace unos años se encuentran en el mercado costarricense cervezas con ingredientes y sabores adicionados dentro de los cuales podemos encontrar chocolate, fresas, cerezas, maracuyá entre otros.

Talingo cerveza artesanal de origen panameño

Talingo cerveza sabor chocolate artesanal de origen panameño

 

Las plantas de lúpulo crecen hasta una altura de 9 metros y suelen trepar por las superficies. Las flores de las plantas son pequeñas, verdes y puntiagudas. Los cultivadores se encargan de cortarlas separarlas y secarlas.

Espero te haya gustado esta nota y nos cuentes en base a tu experiencia qué tan amarga o tan “dulce” te gusta disfrutar de una cerveza, o si te has probado alguna cerveza con algún sabor adicionado y te has enganchado de ella.

 

%d bloggers like this: